Jorge Rey: la nueva promesa de la moda


Con tan solo 19 años, Jorge Rey -oriundo de la localidad de Rufino, Santa Fe- ya está pisando fuerte en las pasarelas argentinas. Joven, emprendedor, creativo e inspirado en «cosas que le pasan», debutó en el emblemático Six O’ Clock Tea y planea presentar sus creaciones ante el público chileno.

Textos. Revista Nosotros. Fuente. Calma RP. Fotos. Gentileza.

Sus piezas de alta costura realizadas totalmente a mano despiertan suspiros. Están diseñadas a medida para cada mujer como si tuvieran su nombre y apellido tallados en las telas. «Cada mujer es una experiencia para mí y para ella. Me encanta verlas bellas, hechas unas reinas y cumplirles sus sueños», afirma Jorge.

¿Cómo nació su pasión? Fue la madre de su mejor amiga -que era modista- la impulsora de su interés por el diseño, la costura y la moda. En 2014 comenzó a estudiar corte y confección con Rosa Contreras, quien con el tiempo se convirtió en la modista de su marca.

«Yo empecé con la moda a los 15/16 años. Vi coser a la mamá de mi amiga Salomé: Nancy. Y ella fue mi inspiración. Mi hermana y mamá también cosen, les encanta. Cuando Nancy fallece para mí fue muy complicado. Salomé me dijo entonces ‘por qué no hacemos corte y confección’. A ella le recordaba a su mamá. Y ahí empezamos esta locura», rememora.

Jorge presta mucha atención a las telas que elige para sus vestidos ya que son el abc de la alta costura. Compra telas importadas de primera calidad, le encantan los tules de seda y la seda natural. «Hago yo mismo el testeo de los géneros que se convertirán en mis diseños y si están bien elegidos, el vestido será un lujo».

A pesar de su corta trayectoria, tiene muy en claro el perfil de mujer al que se dirige. Mujeres con actitud, personalidad, que se animan a lo nuevo y por sobre todo, que confían en su trabajo y se entregan a sus recomendaciones.

Este año debutó en el Six O’ Clock Tea con su colección «Renaissance», inspirada en el renacimiento de la vida, en la posibilidad de creer que hay un universo mágico en el más allá, como así también que todo cambio o suceso rompe con lo que estaba predeterminado. La colección se materializó de manera mágica con vestidos de alto vuelo todos en seda natural, bordados en formas de guías o flores que invaden las prendas, y mangas largas que connotan lo apasionante que es atravesar ese camino.

Entre sus proyecciones, apunta a tener su marca establecida en Argentina y pisar fuerte en las pasarelas europeas. «También me gustaría tener mi propia marca de pret a porter y hasta una línea masculina con ropa para hombres de estilo dramático o arriesgado». Pero su próximo desafío lo espera en unos meses en Chile, presentado su colección en una de las ferias de moda locales más importantes.

Futuro Alado

Su cápsula «Futuro Alado», está inspirada en la situación de aislamiento que se está viviendo. El diseñador se encuentra en su ciudad natal, Rufino, cumpliendo la cuarentena obligatoria, en donde da rienda suelta a su creatividad y talento.

«En este momento nos vemos obligados a parar, a quedarnos en casa para cuidarnos. Nos invita a ser más solidarios, a tomar recaudo, también nos genera miedo, incertidumbre y nos lleva recapacitar sobre todo lo que hicimos hasta ahora. Sentimos que hay algo de nosotros que no es igual, que ya no seremos los mismos. Es una ocasión en que nos incita a recapacitar, a mutar, a convertirnos en una mejor versión de nosotros mismos. Como las mariposas, encerrados dentro de nuestros capullos cuidándonos, esperando el momento para romperlo y desplegar nuestras alas para abrazar todo lo nuevo que vendrá», define.

Esto llevó a Jorge a explotar su creatividad y talento al máximo, así nació esta cápsula, diferente, extraordinaria, compuesta por vestidos realizados por él mismo en el refugio de su hogar. Creación absolutamente innovadora, tanto por los diseños como por los materiales. Con todo lo que encontró al alcance de su mano.

La cápsula está compuesta por cuatro diseños, son en su mayoría opacos, con texturas realizadas a mano, como mariposas, flores de PVC pintadas a mano, vinilo trasparente, mangas anchas y mucho tul estilo Rey.

La imagen plasmada

Para inspirarse trabaja con música, mira fotos y videos, indaga en su interior lo que le pasa, y así comienza a bocetar su próxima creación. Puede dibujar en un taxi, colectivo, avión, tomando algo en un bar o de vacaciones, en cualquier lugar que lo inspire y en especial, en aquellos no convencionales que lo sorprenden. Todos esos diseños luego ve cómo se relacionan, los pinta y los fusiona entre sí.

«Me inspira todo, la vida, los amigos, los momentos, tengo muchos sueños, me gusta proyectar mis sueños en esta realidad. Me gusta jugar con un paralelismo, con un universo de locura, de brillo, me encantan los brillos, el total look. Una mujer sofisticada me encanta. Me inspiran mucho las mujeres, escuchar a las clientas, lo que te piden. Es re importante para poder crear lo que desean», explica.

«Me encanta poder crear. Para mí dejar el concepto en cada prenda es muy importante».

Jorge se ha consagrado como el diseñador más joven de la argentina, vistiendo a muchas figuras de la farándula, entre ellas Pampita Ardohain, Florencia Peña, Araceli González, Cande Ruggeri, Stefi Roitman, entre otras.

«No tengo muchos referentes. Vivo mucho mis mundos. Me gusta Paolo Sebastian, Gucci, en realidad creo que todos tienen una característica diferente y trabajan los materiales de manera diferente. Desde que empecé con la costura sabía me iba a dedicar a esto. Pero además me gusta escribir, bailar, cocinar, el teatro, la comedia musical. Hago muchas cosas. Me gusta sentir el arte. Me dedico a esto pero hago muchas cosas a la par», cuenta.

«Creo que no existen los sueños alocados, parecería que no se pueden cumplir. Me encantaría vestir a Lady Gaga», concluye.


Previo Iro, la colección más original en camperas
Siguiente Dos Lectores