Que a la historia la canten los que saben… y los que la han vivido


Baqueana y versátil, Fabiana Cantilo adapta su estilo al perfil de los intérpretes que popularizaron en modo originario cada uno de los temas de Inconciente Colectivo, una selección con lo mejor del rock nacional.

 

Textos. Enrique Madeo.

 

El rock nacional, el nuestro, el de acá, el de todos los días, se fue forjando de a poco, como cualquier otro movimiento cultural… desprolijo, alternante, hasta que de pronto casi sin darnos cuenta, se nos había metido adentro, impregnándonos con su esencia, con ese algo que lo hizo ser así, tal como es. Por eso es que practicar un paneo en sus orígenes resulta sumamente riesgoso, solo la impronta de sus figuras lo justifican.

 

¿Y si no cómo poder amalgamar a Spinetta con Miguel Zavaleta? ¿Y a este con Charly García? ¿O a Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota con la Bersuit…? Sus vertientes fluyeron y, de pronto, fue realidad.

 

Pese a estos obstáculos para bucear en sus orígenes, Fabiana Cantilo asumió el desafío de llevar al disco una síntesis uniendo temas, intérpretes, autores y en general, estilos definidos de los que desde su subjetiva observación habían resultado ser los cimientos de aquella sólida y fantástica construcción.

 

A esos fines y respaldándose en su trayectoria como aval suficiente para encarar tan pretenciosa idea, seleccionó treinta temas y con un sentido lúdico los puso a la consideración de los oyentes de Radio Mega 98 hasta decidir los diecisiete finales. Si recorremos la lista de temas, en ella nos encontramos con baluartes históricos, además de Spinetta y Charly García, Fito Páez, el Indio Solari, Andrés Calamaro, Miguel Cantilo, Ceratti, Ricardo Mollo, Diego Arnedo, Melingo… entre otros.

 

Además de provenir de una familia de músicos, Miguel y María José Cantilo; integrar Los Twist y Viudas e hijas del Rock and Roll; y participar activamente tanto en la carrera musical de Charly García como en la de Fito Páez; Fabiana Cantilo desarrolló su carrera como solista grabando bajo la dirección de estos verdaderos baluartes en el mundo de la música, quienes también le compusieron temas para que los interprete.

 

Yendo al disco, en su apertura evoca a Luis Alberto Spinetta, trabajo duro si lo hay interpretando El anillo del capitán Beto. Pero si bien es cierto que vale destacar el desafío de versionar a Spinetta como a Charly García, el Indio Solari o Andrés Calamaro; es mucho más válido aún el rescate de temas como Yo vivo en una ciudad, Amanece en la ruta o el mismo Cleopatra la reina del twist, temas que al compás de la voracidad del consumo parecían haber desaparecido.

 

Baqueana y versátil, adapta su estilo al perfil de los intérpretes que popularizaron en modo originario cada uno de los temas, reservándose para el final algunos vinculados con su propia carrera: Mary Poppins y el deshollinador, Ya fue y Cleopatra, la reina del twist.

 

El disco es todo un acierto. No se le observan lados débiles. Una elección de repertorio amplia y objetiva, una interpretación donde aún prevaleciendo su estilo propio no se abandona la esencia originaria, y un acompañamiento instrumental sin fisuras, suman virtudes para que Inconsciente Colectivo se constituya en un disco con identidad propia y no una mera recopilación temática.

 

Ficha Técnica

 

Inconsciente colectivo fue grabado en el 2005.
Fabiana Cantilo: Voz.
Cay Gutiérrez: Piano y coros.
Marcelo Capasso: Bajo, guitarra eléctrica y acústica.
Javier Miranda: Batería.
Marcelo Predacino: Guitarra eléctrica y acústica.
Leonora Arbiser: Acordeón.
Músicos participantes:
Fito Páez (Fue amor, Un loco en la calesita, Cleopatra, y Mary Poppins y el deshollinador).
Gustavo Cerati (Eiti Leda).
Hilda Lizarazu y Daniela Herrero (Nada es para siempre).
Gabriel Carámbula (Yo vivo en una ciudad).
Daniel Alberto Suárez y Germán Sbarbati de la Bersuit Vergarabat (Murguita del sur).
Las versiones de las canciones fueron realizadas por Cay Gutiérrez y Marcelo Capazzo.
Producción Artística y Dirección General: Cay Gutiérrez y Marcelo Capasso

 

 

 

Previo Nordeste de Brasil: historia, tradición y las mejores playas
Siguiente Historia, Caribe y sol