La moda en busca de un saber ancestral


Este santafesino hace años que trata de hallar una identidad propia al diseño argentino. Muestra de ello son sus desfiles -ahora virtuales- que año tras año y cada temporada presenta en Buenos Aires, donde tiene su atelier.

Textos. Graciela Daneri. Fotos. Gentileza.

El titular de la Cámara Argentina de la Moda, Francisco Ayala, define así su colección: «Tenemos que encontrar el Malbec de la moda».

Este santafesino hace años que trata de hallar una identidad propia al diseño argentino. Muestra de ello son sus desfiles –ahora virtuales- que año tras año y cada temporada presenta en Buenos Aires, donde tiene su atelier.

En una entrevista con Nosotros plantea la paradoja de que «no podemos venderle a los europeos los diseños que ellos mismos crean. Tenemos que crear nosotros los que nos diferencia y nos hacen únicos». Es que Francisco Ayala recorrió el país y percibió que los que trabajan el telar con fibras naturales únicas de nuestro Norte andino (alpaca, vicuña, guanaco, llama) eran los indicados para llevar adelante su proyecto. Y ejemplifica: un saquito de vicuña cotiza a 30.000 euros en París, agregando que «no hay lugar para la moda con función saqueadora, cada familia de artesanos debe ganar lo justo».

La recuperación de técnicas olvidadas

En vistas de estos objetivos la CAM puso en contacto a los diseñadores con los artesanos que se congregan en el Mercado Nacional de Artesanías Tradicionales e Innovadoras Argentinas y «así podremos recuperar técnicas como el fieltro, tejidos en telar y los flecos» y algo muy valioso: los consumidores podrán conocer la trazabilidad de los materiales con que se confeccionó cada prenda, que es amigable con la naturaleza.

Faltan modistas y sastres

«Éstos se perdieron cuando las grandes marcas europeas abrieron sucursales en el país», afirma, por lo cual es necesario crear escuelas de oficios, lo cual se está llevando a cabo con Mercado de Industrias Creativas Argentinas.

También la CAM tiene en la mira una redefinición del concepto de «alta costura» y para esto está asesorada por la especialista en Sociología de la Moda Susana Saulquin. «Hecho en Argentina», éste es el lema, porque no debe ser importado y ser etiquetado y confeccionado en el país y a medida, con terminaciones a mano y requerir más de un oficio. «Hoy -afirma Ayala- es más alta costura un poncho que un vestido de tela china, porque la industria textil quebró».

Diseño de autor

Ayala es el referente máximo de todo lo expuesto y esto se aprecia en sus colecciones, donde prevalecen las fibras de llamas con sus colores originales desde el beige al negro. Y en los tapados se suman otros elementos artesanales: pasamanería, flecos y agregados en telar.

Mariah Moda Social

Mariah Schutz, empresaria y diseñadora de modas, ha sido designada por la Cámara Argentina de la Moda a nivel nacional e internacional como su embajadora. Tanto la CAM como ella mima persiguen el objetivo de desarrollar acciones en conjunto y con un enfoque marcadamente federal. Desde la institución destacan que esta designación impulsará acciones y/o presentaciones en todo el país con el propósito de promover la moda argentina, sentar las bases de desarrollo y, además de contribuir con la industria, también hacerlo con la sociedad toda. Mariah Schutz fue elegida por el trabajo que está realizando desde su marca «Mariah Moda Social», un emprendimiento en el que produce prendas a medida y dona el 100% de sus ventas a organizaciones no gubernamentales, es decir un trabajo solidario y de inclusión.

Previo Mesas que ahorran espacio: confort y funcionalidad
Siguiente La serpiente, una excelente miniserie de Netflix