La Paz con sabores renovados


El restó cambia la carta, además de ofrecer un espacio donde disfrutar con todos los sentidos de la mejor gastronomía casera, rica y natural. Gisel Sosa, encargada de La Paz, cuenta qué habrá de nuevo en este otoño.

Nos invade la ansiedad, y por eso estamos felices de compartirles que en breve podremos ofrecerles una carta renovada. En ella destacarán los aromas y sabores de nuestras características materias primas, sumando los ingredientes que empezaremos a cosechar de nuestra propia huerta. Pero nos atrevimos a la intensidad de nuevos condimentos y especias.

La premisa para armar esta nueva carta, fue asentarnos en las bases de nuestros comienzos, por lo que ahondamos en viejas cartas y sugerencias. Allí nos encontramos con un fiel y característico producto litoraleño: el surubí.

Empezamos con un tímido surubí gourmet del tío de Helvecia, su enunciado en la carta llamaba la atención de nuestros clientes, queriendo conocer la historia de su nombre. Este se servía acompañado por un pesto de naranjas, nueces y alcaparras. Y su guarnición era una ensalada capresse. Desde allí hasta el próximo plato pasó una pandemia, nuevos clientes, muchas copas rotas y nuevos protocolos.

Luego llegó nuestro momento de renovación, con nuevas expectativas y muchas ideas por delante para lograr una reinauguración. Cambió nuestra vereda, donde ahora se luce nuestro deck con el sol a pleno en las mañanas y las farolas brillantes que alumbran la noche. Las sillas destacan por su color y las sombrillas dan reparo al intenso calor del verano o del rocío en estas nochecitas de otoño.

Así, llegó nuestra Pesca del día a la carta que estamos despidiendo. Que se sirve con una gremolata (palabra que nuevamente atrae la curiosidad de nuestros clientes para saber de qué se trata) hecha de ajo, perejil y jugo de limón, fiel acompañante del pescado. Y su guarnición son papas al natural y un mix de hojas verdes.

Después de meses de servirla, en donde atravesamos reuniones laborales para perfeccionarnos cada uno desde su rol, tomando sugerencias brindadas por nuestros clientes, ya convertidos en amigos de la casa y un nuevo clima avecinándose, decidimos renovarnos nuevamente. Y es aquí donde les presentamos nuestra Pesca del día con manteca de chimichurri, acompañada de rúcula, olivas negras, manzanas verdes y queso azul.

Estamos expectantes de que degusten este nuevo plato que nos enorgullece y damos por hecho que sus papilas gustativas sentirán un viaje de sabores sin igual. El mismo viaje que hemos transitado desde nuestra apertura, a veces con turbulencia, otras con más serenidad, pero siempre en pos de traerles una experiencia gustativa que les llene no solo la panza, sino también el alma cada vez que almuercen o cenen en La Paz.

Previo Hacé más ricos tus desayunos con Essen
Siguiente Década del '20: la industria del fósforo en nuestra ciudad