Los secretos del té


Conocé algunos consejos para disfrutar de esta infusión milenaria de una forma ideal.

FUENTE. Midea.

Con el clima invernal que ya comenzó a dar sus primeros indicios, resulta importante destacar una infusión tan noble que suele ser una de las principales compañías de la estación y la mejor opción para mantener nuestro organismo caliente y con una sensación de relajación y armonía.

Gracias a países como China, India, Sri Lanka, Kenia, Turquía, Japón, entre otros grandes productores, que han querido cautivar a la humanidad con los grandes beneficios que aporta a la salud esta planta es que hoy en día la misma gran relevancia y se conocen cada vez más sus propiedades pudiendo aprovecharlas y disfrutarlas.

¿Pero qué aspectos se deben tener en cuenta para optimizar sus beneficios? En primer lugar, resulta de vital importancia saber que esta infusión se compone en un 95% por agua, y que hay condiciones que deben darse para que los diversos sabores y propiedades de los distintos tipos de té logren ser resaltados, una de ellas, es la temperatura del agua.

Un tip clave: el agua no debe llegar a un punto de ebullición. En el caso que suceda, debe dejarse enfriar para que no supere la temperatura determinada para cada variedad.

A continuación, el detalle de la temperatura ideal para cada tipo de infusión:

– En el caso del té verde la temperatura del agua debe ser de: 60-70 °C, dejando el saquito entre 1 minuto y un minuto y medio.

– El té negro precisa una temperatura del agua de 90 °C y un tiempo de infusión de 4-6 minutos.

– El té blanco, resalta sus propiedades con agua a 80-90 °C siendo infusionada por 4-6 minutos.

– El té verde tostado la temperatura del agua debe ser de 70-80 °C y el tiempo de infusión aproximado debe ser de 2-3 minutos.

Con estos consejos a mano, aprovechá tus cinco minutos de relax, prepará tu taza de té caliente y disfrutá de los pequeños placeres cotidianos.

Previo Edición impresa 04-06-2022
Siguiente Matambre relleno