Micromundos verdes


Ale Nemi dejó su trabajo formal en una productora de TV para dedicarse de lleno a Microscopio, un original proyecto que une sus dos pasiones, el diseño y las suculentas, para dar una segunda oportunidad a pequeños objetos.

TEXTOS. Marina Zavala. FOTOS. Pablo Aguirre y gentileza.

Con las suculentas como elemento principal de su arte Alejandro Nemi recrea en pequeños objetos reciclados pequeños micromundos verdes. Su proyecto Microscopio no para de crecer y de trasladarse por cuantos rincones estén interesados en conocer más sobre estas plantas tan particulares. Precisamente en el marco de una gira de talleres que se inició en 2018, llegó a nuestra ciudad invitado por Nadia Novillo (@locaporelorden) y un reconocido vivero local para compartir un poco de todo lo que sabe.

En plena primavera y en medio de su visita charló con Nosotros de su trabajo, de su libro y de los secretos de las suculentas.

– ¿Cómo surge esta inquietud de hacer arte a partir de suculentas? 

– Desde chico me gustó la naturaleza y el arte también. Siempre fui autodidacta en un montón de disciplinas como la pintura, la escultura, un poco de todo. Y también me gustaba reciclar, reutilizar objetos, darle una segunda oportunidad a las cosas, algo que por ahí hoy ya está como muy instalado pero antes no lo estaba.

Pero, aunque me gustaban mucho las plantas, me costaba mucho cuidarlas, me costaba hasta que crezca el pasto. Hasta que me regalaron una suculenta y me preguntaba qué es esta planta que vive donde otras no me sobreviven, donde las otras se me han muerto porque no tenían mucha luz o porque yo me olvidaba de regar o por un montón de situaciones particulares. Ahí fui descubriendo las suculentas.

Yo estudié Diseño de Imagen y Sonido, y empecé a trabajar en la tele, en Ideas del Sur, también publicidad. Pero en un momento hice un freno de todo, me di cuenta que no era para mí todo ese mundo. Entonces ahí empezaron unos años en los que fui redescubriendo lo que iba a ser, a qué me iba a dedicar… Tuve tiempo para jugar, entre comillas, explorar y ahí fue donde uní las suculentas y el arte. Empecé a plantarlas en objetos miniaturas: en juguetes, en cápsulas de café, en troncos, en cuadritos colgantes, en diferentes cosas… Un amigo me dijo por qué no armás un emprendimiento de esto y así arranqué. 

– ¿Qué es lo que hace tan especiales a las suculentas? 

– Todo tienen de especial, claramente soy muy apasionado por ellas. Al principio era esto que le pasa a mucha gente de querer tener más y más y coleccionarlas 

A mí lo que más me fascina de las suculentas es su capacidad de adaptación, la capacidad que tienen de soportar períodos largos sin que uno las riegue o adaptarse al exceso de sol. O a la falta de espacio, justamente esto que te contaba de que me gusta plantar miniaturas, he plantado suculentas más chiquito creo que fue una punta de un puntero láser. Imagínate lo pequeño que era, incluso hasta florecido ahí, o en teclas de teclado y han florecido también. 

A veces dejas de regar una albahaca y a los dos días se te murió y la suculenta la planta nace en un dedal y hasta florece entonces esa capacidad que tienen… Sin tener en cuenta un montón de cuestiones que uno va aprendiendo con los años… Tampoco es que son mágicas, aunque tienen mucho de magia.

– ¿Cómo se conjugan arte, diseño y jardinería en Microscopio?

– La verdad es que la cuestión estética y el diseño lo tenía muy incorporado; la jardinería, no tanto, siempre me gustaron las plantas pero no era algo que a mí me salía, lo tuve que aprender a prueba y error. Pero las suculentas son muy nobles y por eso me acompañaron y siguen acá. Microscopio surgió en 2014, cuando estaba en este periodo de búsqueda que te comentaba antes, me di cuenta de que este era un camino que me gustaba explorar. 

Al principio lo único que hacía era estar en una feria en San Telmo, la Feria de Consumo Responsable, todos los domingos, preparaba objetos y los vendía ahí. Pero el contacto con la gente me trajo varias cosas. Primero, la devolución inmediata de que les gustaba y que les llamaba mucho la atención lo que yo hacía, sobre todo la idea de que las suculentas podían vivir en cualquier lado. Eso me motivó a crear diferentes objetos. Después, también me preguntaban cuándo iba a enseñar… Entonces en 2016 el proyecto viró para ese lado. Hice mi primer taller y desde ahí no paré, la gente quería aprender mis métodos, mis formas de cuidar las suculentas y mis tips, que son muy prácticos. Soy muy didáctico pero también muy descontracturado, creo que cada casa es un mundo, si tenés una vida con ciertos horarios, las plantas tienen que adaptarse a eso. Pretender cuidar una planta complicada si no vas a estar nunca en tu casa, es difícil. Tiene que haber una convivencia entre el estilo de vida y las plantas que elegís para que te acompañen.

– ¿Cómo es el proceso de crear un nuevo objeto?

– Lo que me pasa con Microscopio es que siempre estoy queriendo hacer algo nuevo, como pasó con el reloj con suculentas que presenté en Santa Fe, estuve un tiempo diseñándolo, pensándolo y armándolo… Hasta que lo planté. Nunca había visto un reloj con suculentas. Hice un barbijo o unos lentes también. Eso es lo que a mí me mueve, las ganas de generar algo nuevo y el impacto que puede tener en el otro. Supongo que todo artista busca sorprender, busca la respuesta del que ve esa obra o ese objeto. 

Uno de los trabajos que más me gustó fue hacer tres Martín fierros de 1,80 m para la alfombra roja de los Martín Fierro en 2018. Ahí pude expresarme, pude crear con miles y miles de plantas y me dieron un montón de libertad.  

Después también un cuadrito para Susana Giménez, porque me dio exposición. Fue muy grande el estar todas las semanas en el escritorio de su programa. Ella también ha sido muy generosa conmigo en mostrar mis trabajos y mi libro.

– Por último, contanos de tu visita a Santa Fe ¿De qué se trata el taller que viniste a presentar?

– Se trató de una charla en la que se cuentan todos los tips de las suculetas: de dónde vienen, cómo regarlas, qué sustrato usar, los cuidados necesarios… Y luego también presenté una introducción al arte con suculentas. En una segunda parte práctica intervenimos un libro viejo y lo transformamos en maceta, ahí plantamos suculentas o kokedamas, que son unas plantas sin macetas que se hacen con una técnica japonesa con bolitas de musgo, yo las hago mini porque quedan re simpáticas.

La experiencia fue muy linda, me siento bien recibido en todos lados, ahora también en Santa Fe, donde me recibieron con los brazos abiertos, me quedo con ganas de volver.

Estoy feliz de poder trabajar de esto, de poder hacer lo que me gusta y que la gente me acompañe. El balance es positivo.

LIBRO

«Suculentas, guía práctica para entenderlas y disfrutarlas» es el nombre del libro de Alejandro Nemi publicado por Albatros, con fotografías de Karina Azaretzky.

El autor explica que la propuesta principal es que el lector pueda entender a las suculentas, saber de dónde vienen, cómo son, por qué son tan distintas a otras plantas, cuáles son sus cuidados: «La idea es tenerlas lindas en casa, pero para eso es necesario el paso previo de entenderlas y accionar, hacer todo lo que necesitan para estar cómodas. Después ya si disfrutarlas porque son plantas que no necesitan demasiado de nosotros». 

«Este es un libro -agrega- que está escrito con mis palabras, no pretende ser muy académico. Está dividido en dos partes, una tiene consejos prácticos, didácticos, con humor porque así soy yo y me parece que de esa forma se aprende un montón. La segunda parte presenta distintos proyectos paso a paso para hacer arte con suculentas».

SUCUTIPS

Aunque aclara que cada planta es particular, Alejandro nos propone cinco tips generales para tener hermosas las suculentas: 

– Riegos profundos y bien separados uno de otro, dejar que se sequen por completo antes de volver a regar.

– Usar un buen sustrato, lo más importante es que drene bien, que sea suelto y aireado.

– Mucha luz, ideal sol de la mañana y luego sombra.

– Evitar lugares con poca circulación de aire.

– Cuidarlas de las heladas y del calor extremo. Aguantan mejor altas y bajas temperaturas si están algo deshidratadas, evitar regar de más en épocas de extremo calor y frío.

MICROSCOPIO

Para conocer más del universo de Ale Nemi se puede ingresar a www.microscopio.ar dónde también se puede encontrar información sobre los próximos talleres y lugares en los que se va a presentar.

Previo Caminata Pink
Siguiente Aguas inquietas