Nahuel Pirovano: alcanzar los sueños


El joven actor forma parte de una producción que se estrenará en breve por Disney +. En esta nota nos cuenta sobre cómo va camino a alcanzar sus sueños.

TEXTOS. Romina Santopietro. FOTOS. Gentileza.

Nahuel Pirovano se define tan santafesino como la cumbia y el porrón e hincha del Tate como su papá. En una amena charla virtual nos contó acerca de su presente como actor, de sus sueños y de su historia.

Luego del primer contacto para coordinar la nota, el entrevistado declaró «me preparo unos mates y te contesto». Las preguntas habían sido enviadas hacía solo unos momentos vía WhatsApp, tereré de por medio de este lado. Se armó un divertido ida y vuelta que eliminó la lejanía geográfica, -él en Bueno Aires, Nosotros en Santa Fe- haciéndola prácticamente inexistente.

«Nací en Santa Fe el 26 de febrero del 2001, viví toda mi vida en barrio Roma, a una cuadra del parque Garay. La verdad que tuve una infancia muy sana y linda, iba a jugar todos los días al parque con los chicos del barrio. Horas y horas jugando al fútbol, ¡jugando a las escondidas! Siempre hablo con mi mamá (Carolina) de los primeros recuerdos que tengo en esa casa. En ese momento ni era consciente de eso, yo era muy feliz, por que cuando sos chico no necesitás mucho para divertirte, igual jamás me faltó nada. Mi papá (Cristian) es un tipo muy inteligente y trabajador, laburó toda su vida desde chico, y mi mamá también. Ellos siempre buscaron lo mejor tanto como para mi y mi hermana mayor, Natacha, esforzándose por darnos la mejor educación y llenándonos de grandes valores. Para mi, mis viejos son mis ídolos, la persona y todo lo que soy hoy en día es gracias a ellos», cuenta Nahuel.

Habla con orgullo de sus raíces, su familia y Santa Fe, donde quiera que va, con alegría y un poco de nostalgia. Está viviendo su sueño de actuar, para lo que decidió establecerse en Buenos Aires.

-¿Cuándo surge tu interés por la actuación?

-¡Estuvo desde siempre! Cuando era chico hacía cosas como grabarme haciendo mini monólogos que inventaba, imaginaba que la gente festejaba por mí ¡y gritaba mi nombre! Hacia reír mucho a mi familia. Me encantaba disfrazarme para imitar personas que veía en mi día a día, o amigos de mis viejos, ¡o hacer chistes! o por ej. en la primaria siempre iba disfrazado de gaucho o lo que sea en días festivos, me encantaba aprovechar esas ocasiones. También tocaba mucho la guitarra con mi abuelo Pilo, que es un ángel para mi, es guitarrista y cantante de folklore, me enseñó a los 10 años a tocar la guitarra y me llevaba a las todos los fines de semana a las peñas con sus amigos artistas. Aprendí mucho de él En la secundaria jugaba al fútbol en la UNL, de esa etapa me llevo lo mejor por que ahí conocí a mis mejores amigos Lucio, Toro y Theo, son mis hermanos del alma. En 2017 decidí dejar todo para empezar teatro, y me voló la cabeza literalmente, en 2018 me di cuenta que es lo que quería hacer por el resto de mi vida, hice obras en todos los teatros de Santa Fe capital e incluso algunas giras por el interior, me di cuenta que era lo mío porque sentía una felicidad increíble al hacerlo, y cuando no actuaba sentía un vacío inmenso.

NOS VEMOS EN DISNEY

-¿Podés contarnos sobre tu personaje y de la serie donde estás ahora o es top secret?

-Todo es bastante top secret, pero lo que puedo adelantar por ahora es que es una serie de Disney, con una fuerte impronta en fantasía, de suspenso y romance. Que hace mucho énfasis en los vínculos familiares, el valor de la amistad, la aceptación de la propia identidad y el cuidado del medioambiente. Grabada en ni mas ni menos que la Patagonia argentina, un lugar hermoso con imponentes paisajes, y va a estar dirigida para preadolescentes, adolescentes y sus familias también. Producida por Metrovisión. Mi personaje se llama Tacu Adek, no puedo contar demasiado, pero es un chico de 16 años con el que muchos se van a sentir representados. La serie va a salir en 2023 por Disney+

Nahuel llegó a esta serie después de recorrer un largo camino. «Una vez finalizada la secundaria en 2018, yo sabia que estaba para algo más grande en mi vida, normalmente soy una persona que todo lo que hace lo hace al 100%. Y siempre me gusta ir a por todo. Cuando me di cuenta que la actuación era lo mío sabia que en el único lugar que podía crecer de verdad era en Buenos Aires. pero el problema era que yo nunca había viajado a Capital Federal, no conocía, no conocía ni el ambiente ni por dónde buscar, ¡ni dónde vivir! Tampoco estaba económicamente bien como para bancarme en Buenos Aires hasta conseguir un trabajo en la actuación. Mi plan era juntar lo máximo de plata por que yo sabia que mis papás no estaban en condiciones con lo caro que es vivir en Capital Federal, y no quería que se hagan problema por eso o que hagan más sacrificios. Siempre supe que era una decisión absolutamente mía y yo tenia que aceptar tanto lo bueno como lo malo de eso. Siempre digo que lo mas difícil siempre es el primer paso, ¡animarse al cambio! Yo estaba dispuesto a sacrificar lo que sea necesario, la familia, los amigos, mi casa, mi ciudad», recuerda.

Confiesa que 2019 fue un año durísimo de sobrellevar, con muchas frustraciones y bajones, hacer castings iba paralelamente con dejar cv en negocios y supermercados para poder subsistir. Salió fortalecido de la experiencia, estaba convencido de su elección y consideró que era algo necesario para la vida: crecer y ser responsable por uno mismo.

Y llegó la pandemia.

«Me volví a Santa Fe por que me echaron del trabajo por ser de los empleados más nuevos y ese año se hizo difícil con la actuación, pero lo que rescato de positivo es que al no poder hacer casting presenciales, empezaron a hacer muchas búsquedas públicas, búsquedas para películas y series. Cosa que era muy difícil encontrar antes de la pandemia porque normalmente se comunicaban con representantes y agencias y yo no tenía».

Así llegó a la búsqueda que lo convirtió en parte de la serie que emitirá Disney.

Volvió a Buenos Aires, dispuesto a aguantar todo lo que hiciera falta, vivió con tres amigos más, quienes fueron los primeros en saber que Nahuel había quedado preseleccionado para la serie. Un par de audiciones lo confirmaron y finalmente pudo darle la noticia a su familia, lleno de orgullo.

-¿Tenés a tu familia cerca?

-Ellos están en Santa Fe, mi familia en casa está conformada por mis papás, Cristian y Carolina, por mis 2 hermanas, Natacha e Isabella y por mi tío abuelo Juan, Ellos son todo para mi, soy muy familiero y aunque estemos lejos no hay día en el que no hablemos, con mi hermana Natacha que es la mas grande tenemos una conexión muy especial, es mi confidente, todos son mi motor, mi mayor motivación son ellos, Isabella es la más chica, tiene 7, es la luz de mis ojos, desde que nació me convirtió en la persona mas feliz del mundo. Ya hace 2 años que estoy independizado y me da una gran satisfacción, siempre me gustó ganarme las cosas por mi mismo, y mi meta es devolverle a mi familia aunque sea un poco de todo lo que me han dado, darles lo que se merecen y no tengo dudas que con el tiempo lo voy a hacer. Todavía soy muy chico y me falta muchísimo por vivir, pero lo bueno es que ya empecé.

Previo ¿Cómo detectar de forma temprana el "bullying" o acoso escolar?
Siguiente Pollo a la jardinera