Pan de ajo y romero


Dificultad/ Media

Porciones/ 1 pan

Ingredientes/

1 cabeza de ajo

2 cdta de aceite de oliva virgen

385 g de harina 000

250 g de agua

15 g de levadura fresca

8 g de sal

Romero seco

Preparación/

En primer lugar, asar la cabeza de ajo. Hacerle un corte en la parte superior de forma que asomen las puntas de los dientes. Untar con un poco de aceite de oliva, envolver en papel aluminio y llevar al horno por unos 30-45 minutos, hasta que quede bien blandita y con un tono dorado. Dejar enfriar y reservar.

Para la masa, poner en un bol pequeño la levadura con una cucharadita de azúcar, un poco de agua tibia y una cucharada de harina. Revolver y dejar reposar hasta que se forme una espuma.

Por otra parte, poner en un bol grande la harina y la sal, hacer un hueco en el centro y disponer allí la levadura, el romero (no demasiado ya que es muy invasivo), una cucharada de aceite de oliva y la pulpa del ajo asado.

Agregar de a poco el agua tibia y amasar por cinco minutos. Tapar la masa y dejar reposar por 10 minutos. Amasar nuevamente por cinco minutos, formar una bola y dejar leudar a temperatura ambiente hasta que la masa duplique su volumen (entre 2 y 4 horas, aproximadamente).

Cuando haya levado la masa y esté muy esponjosa, pasarla a la mesada previamente bien enharinada. Aplastar para eliminar el gas y dar forma al pan.

Colocar sobre una asadera para horno y tapar con papel film. Dejar reposar nuevamente hasta que duplique su volumen.

Precalentar el horno a máxima temperatura. Llevar el pan al horno y cocinar por 10 minutos, luego bajar la temperatura a 180°C y continuar la cocción por otros 20-25 minutos, hasta que esté crujiente y dorado por fuera. Retirar y dejar enfriar por completo antes de cortar.

Previo Temporada de terrazas
Siguiente Reinventarse es posible a cualquier edad