Perfumes para niños


Los niños imitan todo lo que hacen los adultos, por lo tanto, es muy fácil saber que los más pequeños del hogar también van a querer llevar perfumes, fragancias y colonias como sus padres.


Y justamente porque un niño imita todo lo que hace un adulto y si ve que su madre o su padre cuando salen de casa o nada más salir de la ducha se ponen perfume o una colonia para oler mejor, ellos querrán hacer lo mismo, es más te lo pedirán.


Por esa razón muchos niños piden que sus padres le compren un perfume, para sentirse como ellos y oler bien. También es un regalo frecuente tanto para bebés o para los cumpleaños infantiles.


En estos momentos el sector de perfumes y colonias para niños está tan explotado como el de adultos, por eso es muy difícil a veces elegir el perfume adecuado para tu hijo.


Para ello debemos tener en cuenta algunos pequeños consejos ya sea para elegir correctamente el perfume para tus hijos y la forma de aplicarlo.


En el caso que hayamos decidido elegir un perfume para nuestros hijos tenemos que tener en cuenta la época del año, porque es diferente comprarle un perfume en verano que en invierno, y tener especial cuidado con el lugar donde lo dejamos, puesto que los niños lo querrán tomar y dependiendo de la edad incluso se lo meterán en la boca, por lo tanto, los perfumes y las colonias que compremos no deben de tener alcohol, ya sea por el tema de que todo lo chupan o porque el alcohol en la piel de los más pequeños no es buena.


Los aromas más suaves serán más gentiles con la delicada piel de un bebé, por lo tanto es un factor a tener en cuenta.


Para las niñas existen en el mercado perfumes con glitter, con aroma a frutas, con stickers y hasta con juguetes, esto último se replica en fragancias para varones.


Los perfumes para niños son un bello toque de coquetería para los pequeños que buscan imitar algunas conductas de los padres y que los hace sentirse más grandes. Son fragancias ideales para después de bañarse o para aplicar antes de salir al colegio o alguna fiesta con sus amigos, logrando transmitir un delicioso olor acorde a su edad.


Cabe acotar que los niños tienen un olor particular propio, que es delicado y agradable ya que aún no han desarrollado algunas características a nivel físico u hormonal que poseen los adultos, sin embargo, las fragancias se pueden incorporar a su rutina diaria como parte de sus productos de higiene y cuidado.

Previo Cómo limar las uñas para tener las manos perfectas
Siguiente Tratamientos para cicatrices de acné