Pizza de pollo y queso


INGREDIENTES/

1 base de pizza casera

4 cda de tomate para pizza

1 pechuga de pollo Carnave

1/2 cebolla

1 pimiento verde

200 g de queso cremoso Carnave

PREPARACIÓN/

Empezamos la receta con masa de pizza casera ya lista y estirada. Ponemos el horno a precalentar a 250ºC.

Ponemos dos sartenes al fuego con un poco de aceite para que se vayan calentando. Troceamos la pechuga de pollo en deditos pequeños con un cuchillo afilado y los salteamos en una de las sartenes a fuego fuerte hasta que la carne se haya sellado. Reservamos.

En la otra sartén vamos a sofreír la cebolla y el pimiento verde también cortados a daditos. Salteamos a fuego medio durante unos 5 minutos hasta que se ablanden. Apartamos y reservamos.

Ahora cubrimos la base de la pizza con el tomate para pizza casero. Con la ayuda de un cucharón lo repartimos bien para que no queden zonas sin salsa.

A continuación espolvoreamos la mitad del queso rallado, distribuyéndolo bien por toda la pizza, y encima añadimos la cebolla y el pimiento que teníamos reservado (es importante escurrirlo bien y que no llene la pizza de aceite).

Añadimos los trozos de pollo y por último cubrimos con el queso rallado restante.

Metemos la pizza en la parte más bajo del horno y la horneamos a 250º C durante unos 10-15 minutos. ¡A disfrutar!

Previo Cecilia Romero Kucharuk: la danza como puente
Siguiente Salud mental: la importancia de los buenos hábitos