Plantas de invierno


Por Soledad Adjad.

El invierno muchas veces es sinónimo de dias grises, de plantas sin hojas y pocos colores…

Primero debemos aprender a ver belleza en cada estación, los árboles desnudos también son bellos, sus estructuras aportan muchísimo al paisaje y nos cuentan otra historia y segundo, por otro lado, tenemos paletas de colores para vestir el jardín en esta estación ¡también!

Solo hay que saber elegir y combinar. Vamos a nombrar algunas opciones:

Aloe arborescens: hojas grandes y suculentas que crecen en forma de roseta, con dientes en los márgenes. Al florecer aparecen tallos con largas espigas en color anaranjado intenso, flores muy llamativas. Especial para jardines de bajo mantenimiento. Necesita pleno sol.

Salvia involucrata: conocida como coral de invierno, se trata de un arbusto que puede alcanzar más de 2 metros de altura y diámetro. Hacia fines de invierno ofrece flores rosadas claras y algunas más intensas muy llamativas. Ideal para pleno sol o sombra parcial. No tolera encarcelamiento y ante riesgo de heladas es mejor protegerla.

Kerria japónica: arbusto de follaje caduco. Florece a fines del invierno, sin tener apenas hojas, en color amarillo intenso. Prefiere media sombra para desarrollarse bien. Requiere poda luego se su floración para prepararla para la siguiente. Muy utilizada en jardines, cubre espacios y les da mucho color.

Spiraea thunbergii: a finales del invierno produce abundante floración con pequeñas florcitas blancas. Necesita pleno sol aunque tolera media sombra. Su tamaño es ideal para macetas y jardines pequeños…

Y estas son solo cuatro opciones de muchas más, la conocida trepadora llamarada, bignonia venusta, es otra planta que en invierno llena de color naranja los espacios. Ciclamen, abelia, contamos con variedad de opciones para mantener con flor cada momento del año.

Previo La importancia del uso de audífonos
Siguiente La "dulce" década del '50