Poda de cítricos


Se dice que la poda se realiza en los meses del año que no tienen «erre»: junio, julio y agosto. Ese es el consejo que postula el viejo dicho a la pregunta de cuándo podar, pero lo ideal es hacerlo con el inicio del invierno, en julio.

Por Soledad Adjad.

Para llevar adelante la poda de cítricos es necesario observar el estado del árbol y elegir cuál es la opción más conveniente. En los primeros años de la planta, se aplica la «poda de formación» con el objetivo de lograr una distribución equilibrada de las ramas que serán las principales, este trabajo se extiende de 12 a 18 meses desde la plantación y se realiza manualmente con tijeras.

Los cítricos se implantan con un tallo único de 60 a 70 centímetros de altura sin ramificaciones y sobre los primeros 10 centímetros superiores, se dejan crecer entre cuatro y seis ramas distribuidas alrededor del tallo principal. A su vez, estas ramas deben desarrollar brotes laterales en forma alternada a fin de que no se superpongan unas con otras. De esta manera, es posible equilibrar la distribución de los frutos.

Dentro de las labores artesanales, además se destaca la «poda de limpieza» para quitar ramas secas, quebradas, enfermas o afectadas por plagas o heladas. Por último, hay una poda específica que permite «rejuvenecer» aquellas plantas que, si bien todavía mantienen un alto potencial productivo, presentan daños o una edad avanzada.

La poda ayuda a estimular y mejorar el crecimiento de la planta. La poda para rejuvenecer es importante en cuanto a volumen a eliminar y debemos tener cuidado de desinfectar los cortes de ramas de gran diámetro para evitar enfermedades o plagas. Uno de los primeros beneficios de podar es la posibilidad de guiar a la planta para que forme una estructura equilibrada y fuerte, capaz de soportar el peso de los frutos y las inclemencias climáticas.

La poda favorece la entrada de luz. Eliminar el follaje excesivo permite que los árboles reciban mayor cantidad de luz directa sobre una mayor superficie y aumenten su capacidad de fotosíntesis, cuanto más horas de sol reciba la planta mejor para su floración y posteriores frutos. El resto es disfrutar y saber esperar sus frutos.

Previo ¿Cuánto duerme tu bebé?
Siguiente Ushuaia lanza su temporada de invierno a partir del 2 de julio y se postula como "destino seguro"