¿Por qué es tan importante cuidar los acuíferos?


Los procesos productivos afectan la calidad del agua que se acumula en los mantos acuíferos de todo el mundo. En el mundo de la construcción las geomembranas surgen como una solución para cuidarlos. 

FUENTE. Amanco Wavin

La definición de acuífero habla de toda acumulación de agua bajo la superficie de la Tierra. Existen una gran cantidad de ellos en el mundo, pero muchos están comprometidos por el uso sin control, mientras que otros son fuente de conflicto entre naciones, por su enorme valor estratégico como fuente de agua potable.

De acuerdo con UN-Water -entidad que coordina el trabajo de la ONU sobre agua y saneamiento- el agua subterránea está contaminada en muchas áreas y descontaminarla suele ser un proceso largo y difícil. Esto aumenta los costos de procesamiento de las aguas subterráneas y, en ocasiones, incluso impide su uso. La exploración, la protección y el uso sostenible de las aguas subterráneas serán fundamentales para sobrevivir, adaptarse al cambio climático y satisfacer las necesidades de una población en crecimiento.

“Alrededor del mundo, el 80% de todas las aguas residuales se liberan al medio ambiente sin tratamiento, lo que claramente afecta la calidad del agua que se acumula en los acuíferos y por ende a quienes acceden a ella” explicó Víctor Guajardo, Gerente General de Amanco Wavin Argentina. 

¿Cómo podemos proteger y cuidar los acuíferos? 

Una forma de hacerlo es con la utilización de las geomembranas en los procesos contaminantes. Las geomembranas son elementos flexibles y de muy baja permeabilidad que aseguran la estanquidad de una superficie. Normalmente se usan para remediar las pérdidas de agua por infiltración o para evitar la migración de los contaminantes al suelo.

Las geomembranas son sustitutos de los elementos de baja permeabilidad naturales como la arcilla compactada y se suelen utilizar mayoritariamente en diferentes procesos productivos. En dichos procesos productivos muchas veces se generan residuos los cuales deben ser depositados y tratados de manera adecuada, así como en nuestra vida diaria generamos desechos sólidos que también deben ser depositados. Para esto, se construyen piletas impermeabilizadas por estas geomembranas que almacenan dichos desechos. 

El uso de las geomembranas como elementos de aislamiento de los mantos acuíferos de los procesos productivos industriales, minería y petróleo, es imprescindible ya que no solo protege estos mantos de que los contaminantes entren en contacto con ellos, sino que también ayudan el ambiente reduciendo la generación de gases de efecto invernadero y reduciendo también el uso de materiales como la piedra, arena y arcillas, entre otros.

“Nuestro propósito en Amanco Wavin es crear soluciones que permitan proteger el agua y darle a todas las personas un acceso y abastecimiento que sea seguro y eficiente. Para ello contamos con una amplia gama de productos entre los que se encuentran los geosintéticos como geomembranas y geotextiles ideales para la construcción y que ayudan a construir entornos saludables y sostenibles”, finalizó Guajardo.

Previo Agility: entrenamiento para mascotas
Siguiente Fiesta de las Colectividades: costumbres y tradiciones vuelven a la Estación Belgrano