Proteger a la víctima es clave cuando un niño es víctima de acoso sexual virtual


La presunción de un caso de acoso sexual por vía virtual contra un niño es una situación angustiante para la que ningún padre están preparado y, según los especialistas, se debe actuar con cuidado para proteger a la víctima y conseguir un accionar eficiente por parte de la justicia.

 

Desde el equipo Niñ@s contra la explotación sexual y grooming del Ministerio de Justicia explicaron que es fundamental preservar los contenidos tecnológicos que servirán como prueba en la investigación.

 

“Por más que la persona esté angustiada, no hay borrar ninguna foto, video, conversación o contenido, por más desagradable que sea. Uno entiende que puede ser perturbador para un padre tener que enfrentar esa situación”, explicó Betina Esteban, integrante del equipo.

 

El grooming es el término con el que se conoce al contacto que realiza un adulto a través de la red con el propósito de cometer un delito contra la integridad sexual de un menor, una conducta perseguida por la ley argentina.

 

Desde el punto de vista técnico, existen mecanismos para rescatar algunos archivos borrados, pero son complejos y muchas veces no logran recuperar todo el contenido eliminado.

 

Tampoco hay que bloquear o eliminar al contacto hasta que se realiza la denuncia efectiva “porque ese material se va a constituir como prueba”.

 

Por otra parte, se recomienda la urgente comunicación con el 0800-222-1717, la línea nacional gratuita contra el abuso de niños, niñas y adolescentes, que funciona las 24 horas, dónde indicarán a los adultos los pasos a seguir para constituir la denuncia.

 

Tan importante como esto es el acompañamiento a las víctimas: “Muchas veces la primera reacción del adulto es ‘qué hiciste’ y la verdad es que hay que entender que él niño no hizo nada, es algo que le pasó. Apuntemos al adulto que se aprovechó”, señaló Esteban.

 

Con posterioridad, otra acción típica y hasta entendible por parte de muchos padres es restringir el uso de tecnología a los chicos: “El ‘le saqué todo’ tampoco es bueno. Son nativos digitales, internet es su lugar de socialización. Lo que hay que hacer es acompañarlos en su retorno a las redes”, concluyó.

Previo Daddy Yankee celoso de Luis Fonsi
Siguiente Albondiguitas para festejar con los peques