Qué es el co wash, el método de lavado sin shampoo


Extendido entre la comunidad ruluda, no se limita a esta. Te contamos quiénes pueden beneficiarse de este método, cómo seguirlo y cómo hacer la transición.

El co wash (del inglés, conditioner washing) es un método de lavado que omite el shampoo tradicional y depende exclusivamente del acondicionador. Con la idea de prescindir de los sulfatos, parabenos, petrolatos o siliconas que podrían arrastrar los aceites naturales que produce el cuero cabelludo, se basa en una limpieza cosmética y mecánica.

Suele realizarse con dos acondicionadores distintos. Para limpiar el cuero cabelludo, se recomienda optar por un acondicionador liviano, de consistencia líquida con ingredientes hidratantes como frutas, flores, hierbas y plantas. La temperatura del agua también importa: evitá el agua caliente porque reseca el pelo.

El segundo paso es equivalente al del lavado convencional. El objetivo es acondicionar las hebras. Para ello, es conveniente elegir un acondicionador más espeso con ingredientes nutritivos como la palta o el aceite de Argán. La elección también va a depender de tu porosidad: si es baja, elegí un acondicionador hidratante en vez de nutritivo. Se aplica de medios a puntas (evitando la raíz) y luego se enjuaga.

Día 1: limpieza profunda y test de porosidad

Antes de despedirte definitivamente del método tradicional de lavado, hacé un lavado para una limpieza profunda. Para esto elegí un shampoo con sulfatos. Aplicá sobre las raíces, masajeá y enjuagá bien.

Cuando los pelos ya estén secos, poné uno en un vaso con agua y rompé la tensión superficial del agua con el dedo. Si el pelo queda flotando, sos porosidad baja. Si queda en el medio, sos porosidad media. Y si queda en el fondo, sos porosidad alta. Repetí este proceso con otro pelo para confirmar el resultado.

Día 2: Solo agua o acondicionador

Este día vas a saltear el lavado. Si lo necesitaras, podés simplemente humedecer el pelo con un rociador solo con agua o con agua y un poquito de acondicionador nutritivo. O, en su defecto, lavar con agua y luego aplicar acondicionador de medio a puntas, y enjuagar.

Día 3: primer lavado co wash

Aahora vas a reemplazar el shampoo por un acondicionador hidratante para limpiar el cuero cabelludo. Usá abundante cantidad, distribuí sobre las raíces, masajeá bien durante 3 minutos y enjuagá con abundante agua. Ahora, de acuerdo al resultado de tu test de porosidad, elegí un acondicionador hidratante (ligero) o nutritivo (pesado) para aplicar de medios a puntas.

Día 4: Solo agua o acondicionador

El día siguiente al lavado quizás no sientas tu pelo en su mejor versión. Paciencia. Tené en cuenta que el método co wash, como otros, llevan cierta adaptación. Este cuarto día no vas a lavar las raíces. Al igual que en el segundo día, podés rociar tu pelo solo con agua o mezclar agua con un poco de tu segundo acondicionador. Otra opción sería lavar la cabeza solo con agua y luego aplicar tu segundo acondicionador de medios a puntas y enjuagar.

Día 5: lavado co wash

Hoy sí vas a limpiar el cuero cabelludo. Repetí la rutina del día 3 y continuá lavando las raíces con el método co wash día por medio.

Previo ¡Hoy es el día del Libro!
Siguiente Desayunos y meriendas con semillas