Un reconocimiento del cónsul francés


Raphaël Trannoy estuvo en nuestra ciudad para “celebrar” la trayectoria que ha tenido Mario Vigo Leguizamón como Cónsul Honorario en Santa Fe y Entre Ríos.
Textos. Revista Nosotros. Fotos. Mauricio Garín y gentileza Alianza Francesa.

 

La Alianza Francesa -la entidad y su edificio- es patrimonio de una historia con acento francés que Santa Fe tiene desde el esplendor del ferrocarril hasta hoy. En esa sede estuvo días atrás Raphaël Trannoy, Cónsul General de su país en la República Argentina.

“El motivo de mi visita ha sido celebrar el cargo que ha desempeñado nuestro amigo Mario Vigo Leguizamón como Cónsul Honorario de Francia en Santa Fe y Entre Ríos desde 1999”, fue la respuesta ante la pregunta de Nosotros.

El diplomático explicó que la reglamentación francesa impone que cuando una persona alcanza los 70 años, “aunque esté joven y dinámica, como es el caso de Mario”, tiene que dejar el cargo. “No tenemos alternativa desafortunadamente pero en este contexto era importante venir para hablar del futuro de la Agencia Consular, de los posibles sucesores y honrar el trabajo que realizó Mario para la representación de Francia acá”.

Eso “y estrechar las relaciones que existen entre Francia y Santa Fe, que son históricas. Hemos hablado del FF.CC., de los franceses que vinieron a Santa Fe y se quedaron y de la huella que todavía podemos ver en esta provincia”, comentó.

Sobre lo que viene, señaló que “el futuro tiene su importancia y la Alianza Francesa es como una agencia consular, una representación de Francia, una puerta abierta de la cultura francesa en la provincia. Tenemos vínculos fuertes; la visita del embajador Pierre Henri Guignard ha permitido demostrar toda la voluntad recíproca que tenemos para profundizar la cooperación y la enseñanza del idioma”.
Según apuntó, eso se da “tanto a nivel provincial como a nivel nacional”. Y señaló la visita del presidente François Hollande a fines de febrero pasado, tras la cual la Argentina fue postulada en la Organización Internacional de la Francofonía y aceptada como miembro observador.

“Tenemos un papel para permitir, que al lado del inglés, sea posible para los argentinos estudiar otros idiomas; el francés es un idioma internacional y la meta es que las nuevas generaciones tengan esta oportunidad. El papel de la Alianza es fundamental”, insistió Trannoy.

También reseñó los “vínculos muy fuertes con las universidades. Durante la visita del embajador -Pierre Henri Guignard- a Santa Fe, lo acompañó el director del Instituto Francés, responsable de la cooperación. La Universidad de Rennes tiene fuertes compromisos acá; muchos jóvenes franceses intercambian con santafesinos y tenemos programa de becas para ingenieros y jóvenes del sector agropecuario.

“Hay muchas empresas francesas que están invirtiendo acá y mucho interés por parte de grupos franceses de mantener presencia en esta provincia rica del país. El embajador durante su reciente visita, fue acompañado con los principales responsables de los servicios de la embajada, comercial, cultural y de cooperación. Pero también por representantes de empresas. Hay intereses concretos y no únicamente de entrevistarse con las autoridades”.

 

“El segundo semestre tendremos en la Argentina a la cadena France 24, con una señal de TV en castellano. Es un proyecto fuerte que comparte el objetivo de facilitar la difusión de la cultura francesa”.
Raphaël Trannoy, Cónsul General de Francia en la Argentina

 

VOTAR ACÁ PARA ELEGIR ALLÁ
Hay entre 15 y 20 mil franceses viviendo en la Argentina según los cálculos del Cónsul General francés. No es una población fija y dos tercios de ella “son francoargentinos y tienen doble nacionalidad”.
Consultado sobre el proceso comicial par definir al nuevo presidente francés, Raphaël Trannoy detalló que los comicios “se desarrollarán el sábado en la Argentina, por el horario”. Así las cosas, las elecciones serán el 22 de abril y el 6 de mayo para las presidenciales, y los sábados 3 y 17 de junio para las legislativas.
“Los franceses en el extranjero pueden votar”, recordó el diplomático. Buenos Aires, Córdoba y Mendoza tendrán mesas habilitadas para tal fin, y habrá procedimientos especiales para quienes no puedan trasladarse y requieran cumplir con su derecho.

 

UN SENTIDO COMPROMISO PERSONAL
Según él mismo se encargó de recordar, Mario Vigo Leguizamón tenía actividad profesional, presidía la empresa Aguas y estaba al frente de un club cuando le llegó el ofrecimiento para ser Cónsul Honorario de Francia en Santa Fe y Entre Ríos.
“Tengo un romance con Francia; hoy terminan mis funciones en un cargo pero no el cariño que toda la vida he tenido”, dijo sobre este momento de su vida.
“Fui alumno desde los tres años y medio de la Ecole Française que estaba en calle Crespo. Mi madre fue profesora de francés. Así que realmente para mí fue un orgullo, sobre todo que hayan respetado mi condición de santafesino y de argentino.
“A veces uno piensa que puede haber colisiones al representar a un país extranjero, una capitis diminutio a nivel de la nacionalidad. Por el contrario me he sentido muy libre”, señaló.
Fiel a su veta profesional, Vigo Leguizamón expresó que “además Francia y la Argentina tienen la común corriente del derecho romano para los abogados. El Código Civil francés y el nuestro lo reflejan fielmente; el juego pendular de los poderes de Montesquieu también lo tenemos. Y me acuerdo que cuando estudiaba para una tesis, en su momento, la hice sobre responsabilidad civil del escribano, contractual o exrtracontractual, de acuerdo al derecho civil francés. Y ahí descubrí lo que es el notariado en Francia, que si bien tiene la misa raíz y desarrollo que el nuestro, incorpora una serie de actividades que le da una preeminencia sobre la sociedad, extraordinaria”.
Sobre su gestión dijo que “el consulado ha tratado de reflejar a través de su actividad la protección de los franceses que están de paso y de las casi 400 personas en el centro norte de la provincia y en Entre Ríos, que hoy tiene un gobernador con apellido francés”.
Trannoy resaltó por su parte que “el cargo de cónsul honorario es muy especial. Personas con relaciones estrechas con nuestro, país profesionales con mucha actividad, con familia. Son sacrificios porque hay urgencias, emergencia en las que tienen que intervenir para dar dos o tres días para seguir los casos. Es lo que tenemos que valorar”, concluyó.

Previo Ellas y Nosotras
Siguiente VISIONES EN CRUCE