Relatos que trascienden fronteras


«Tales of a Deep Land: Short Stories from Northeastern Argentina» es una colección de cuentos de once autores argentinos de la región del noreste, antologados y traducidos al inglés y publicados en Estados Unidos. Los santafesinos Patricia Severín, Enrique Butti y Carlos Morán son parte de este libro. Aquí una charla con la lingüista María Amelia Martín, la responsable de la selección y traducción de esta antología.

Textos. Mili López.

Paisajes de río y orillas. Historias tierra adentro, personajes de ciudad, habitantes rurales y su cotidianeidad. El vaivén entre la vida y la muerte, los amores, los desamores, la oscuridad y la luz mala. Voces que expresan espiritualidades escondidas. Relatos que construyen identidades que se alimentan de figuras retóricas, alusiones o regionalismos.

Estas riquezas que ofrece la literatura, esta acción poética de poder pintar postales, tan diversas pero a la vez unidas por la región del Litoral de nuestro país, fueron las que despertaron la idea ambiciosa y creativa de la traductora y lingüista María Amelia Martín de hacer una antología en inglés de once narradores del Nordeste Argentino. Así nace Tales of a Deep Land: Short Stories from Northeastern Argentina.

María Amelia Martín nació en Corrientes y reside en Estados Unidos desde hace veintidós años. Estudió letras y traductorado de Inglés, además de Alemán y Francés. Sus orígenes litoraleños y su vida actual en el país del norte, la motivaron a pensar en una publicación donde confluyen sus intereses por la literatura y el cruce cultural.

«Este proyecto tuvo, en principio, una motivación personal; la de darle forma a ese fenómeno de integración y comunicación de saberes, códigos y valores que experimentamos los que pertenecemos a dos culturas. En mi caso la de mis orígenes litoraleños y la de mi vida actual en Estados Unidos. Crear esta antología fue también una manera de reunir mi afición por las letras con mi profesión de traductora que no es otra que la de mediadora lingüística y cultural entre dos pueblos distintos», cuenta María Amelia.

Los escritores seleccionados para esta antología son: José Gabriel Ceballos y Cristina Iglesia (Corrientes), Mariano Quirós, Miguel Ángel Molfino y Francisco Romero (Chaco), María Inés Krimer (Entre Ríos), Orlando Van Bredam (Formosa) Osvaldo Mazal (Misiones), Patricia Severín, Carlos Roberto Morán y Enrique Butti (Santa Fe).

«Tenía referencias de estos escritores y escritoras, conocía sus trayectorias y algunas de las obras pero conté con la colaboración generosa de uno de los autores que gestionó la participación de todos los demás. El corpus se fue armando a medida que fui recibiendo el material, que seleccioné personalmente y sin otro criterio que el de la calidad literaria de los textos, pero teniendo en cuenta los relatos con los que cada uno de los autores se sentía mejor representado. Me pareció importante tener en cuenta esas preferencias personales», destaca la traductora.

Diferentes en tono y estilo, estos cuentos respiran folklore, misterio, arte y política a través de una narrativa convincente que profundiza en la belleza y la aspereza de la naturaleza humana, exponiendo los encantos y tribulaciones de las tierras profundas de América del Sur.

La imagen de portada es del artista correntino Edgar A. Piñeiro cuya obra se caracteriza por retratar el medio ambiente y escenas de la vida cotidiana de la región. La fotografía se titula «Ocaso» y es la imagen de un atardecer en la planicie correntina, un paisaje que resulta familiar a todas las provincias del NEA. El nombre de la editorial es Floricanto Press, su sede se halla en Moorpark, California, y cuenta con un catálogo de circulación en todo el territorio norteamericano.

Tierra adentro

-¿Por qué elegiste la región del litoral?

-Además del vínculo que me une al litoral, elegí el nordeste argentino porque creo es una región con grandes posibilidades en el ámbito de lo literario. La veo como una región prolífica, dueña de una poética, una geografía y un habla muy particulares donde hay muy buenos escritores, y donde se están construyendo otros con todo el potencial para trascender el límite de lo regional.

-¿Qué diversidades estilísticas o temáticas descubriste en estos cuentos teniendo en cuenta la pertenencia a la unidad NEA?

-Una de las características de esta compilación es la diversidad estilística y temática de los relatos. Si bien comparte una misma perspectiva socio-cultural del mundo, el NEA es una región habitada por realidades distintas que se ven retratadas en estos relatos con un imaginario amplio y variado. Puede decirse que es una unidad donde el discurso regional tiene un sentido de pertenencia dinámico que se va más allá de lo local para adherir a pautas arquetípicas y universales.

-¿Creés que se logran construir ciertos rasgos de identidad regional a partir de esta antología?

-Creo que los rasgos de identidad regional que pueden construirse a partir de esta antología no están expresados en las temáticas sino en los contextos geográficos e históricos de los relatos, y en la perspectiva cultural y discursiva de los autores. Veo esa identidad como un haz de aportes individuales que hacen a la configuración colectiva de ese espacio semántico-histórico que es la región del NEA.

-¿Hubo alguna dificultad o particularidad al momento de la traducción en relación, por ejemplo, a algunos regionalismos?

-Hay algo de universal en los regionalismos y eso hace que puedan ser percibidos desde lo particular de cada cultura. Es el caso de «Toda la luz mala dentro de mí» de Mariano Quirós, del Chaco; relato que alude a un famoso mito de la región, casi idéntico al estadounidense The-will-O’The-Wisp por lo que, a pesar de lo particular de las expresiones idiomáticas, puede interpretarse sin ninguna dificultad. Distinto es el caso de «El patrón del Chamamé» de José Gabriel Ceballos inspirado en un género musical propio de la provincia de Corrientes sin equivalente en la cultura de los países anglohablantes. Aquí, la traducción se encuentra con la necesidad de transferir rasgos propios de una cultura a otra muy distinta sin alterar la significación estricta de las palabras. Todo un desafío para el cual fue importante no sólo dominar los dos idiomas sino tener un conocimiento cabal de las dos culturas.

-¿Qué expectativas tenés en relación a los lectores de este libro?

-El crecimiento de la población llamada latina está impulsando cambios decisivos y permanentes en la cultura de Estados Unidos y esto se traduce, entre otras manifestaciones, en un interés creciente por la literatura latinoamericana. Dentro de esa tendencia, el segmento de mayor crecimiento es el de la literatura latinoamericana escrita en inglés, especialmente dirigida a la segunda y tercera generación de inmigrantes que ya no utilizan el español como primer idioma. Fuera de ese grupo étnico hay un proceso de valoración y legitimación por parte del público estadounidense en general, siempre ávido de voces nuevas y de buena literatura. Por esas razones, tanto los editores como yo, esperamos que esta antología trascienda el ámbito que le es propio y llegue, con éxito, a un público mucho más amplio.

-¿Creés que este libro puede ser el puntapié inicial para generar un interés genuino por la literatura argentina?

-Espero que este libro sirva para dar a conocer la obra de estos excelentes escritores en Estados Unidos y para generar un interés genuino por la literatura del nordeste argentino, una región sin presencia como tal fuera del país pero muy bien representada aquí por los once narradores que forman parte de esta antología.

LOS SANTAFESINOS

Patricia Severín

«Esta propuesta de edición nos afianza cada vez más como región, no dependiendo de la centralidad de Buenos Aires, nos estamos identificando, mirándonos unos con otros los escritores y escritoras de esta región para fortalecer lazos. Creo que esta antología con un trabajo excelente de la compiladora y traductora María Amelia Martín nos da una visibilidad como escritores a nivel individual y también colectivo en el exterior, y en lengua inglesa. Para mi es la primera vez que me pasa, y me llena de alegría y expectativas por esta posibilidad enorme que se abre a partir de este libro».

Carlos Roberto Morán

«Es muy estimulante participar en esta antología. María Amelia Martín hizo un gran trabajo, se comunicó con los autores, leyó parte de la obra, y tradujo la totalidad de los textos y sometiendo alguno de ellos a la lectura de otros profesionales. Es muy gratificante sentirse acompañado con escritores valiosos como Enrique Butti y Patricia Severín representando a Santa Fe. La cuentística de Santa Fe ha tenido grandes representantes a lo largo de los años, y habitualmente el escritor y la escritora joven se inicia a partir del cuento. Me siento muy estimulado de ser parte de esta antología».

Enrique Butti

«Siempre resulta estimulante verse traducido, no solo por la divulgación de ese texto en otro mundo sino porque, si se trata de una lengua de llegada que el autor puede escrutar, entonces se descubren muchas cosas de la propia escritura. En mi caso, por ejemplo, se me revelan figuras retóricas, localismos, neologismos, alusiones, que son tan difíciles de traducir, y que de alguna manera obligan al traductor a una creatividad tal que el texto mismo pasa a ser un descubrimiento».

Previo Las plantas de la belleza, la cosmética que rejuvenece
Siguiente La Filial Sangre Tatengue Nery Pumpido celebró sus 19 años de vida en Europa