Rituales de Año Nuevo


La mesa larga, la familia, la cuenta regresiva y el brindis a las 12 son solo algunas de las tradiciones con las que por estos lados se recibe el Año Nuevo. Otros rincones del mundo celebran con rituales tan propios y ricos que vale la pena conocer.

Textos. Revista Nosotros.

 

DOCE UVAS
El número doce está cargado de simbolismo, a él los supersticiosos le auguran todo lo bueno. Doce son los meses del año, doce es la hora en la que finaliza el año, y doce son las uvas que tradicionalmente comen los españoles en Nochevieja. Hay quienes dicen que el origen de esta costumbre tiene que ver con un excedente en la cosecha de uvas a principios del siglo XX, otros sostienen que  en el siglo XIX las familias burguesas ya habían instalado esta práctica para dar la bienvenida al nuevo año.


LENTEJAS
Una vieja leyenda dice que los romanos, al comenzar el año, regalaban lentejas esperando que estas se conviertan en monedas de oro. En Italia quienes creen en estas viejas supersticiones, y quienes no también, sirven en la mesa del 31 de diciembre un sustancioso y rico plato de estas nutritivas legumbres. Símbolo de riqueza y dinero, se dice que cuanto más se come, más se gana.

 

ROMPER PLATOS
La tradición en Dinamarca manda romper platos luego de la cena del 31 de diciembre. Esta curiosa, y algo peligrosa, costumbre danesa tiene muchos años de historia. Antiguamente la vajilla se estampaba contra la puerta de los seres queridos, quienes quedaban encantados ya que esto representa cariño y buenos presagios para el Año Nuevo.
Los daneses también realizan el ritual de saltar desde lo alto de una silla a las doce en punto. Esta tradición afirma que trae buena suerte a todo el que lo hace.

REVEILLON
La celebración del Año Nuevo en Brasil es mundialmente famosa. Los festejos se llevan a cabo en las playas y bulevares que se llenan de gente, música, entretenimiento y los infaltables fuegos artificiales. El Reveillon conlleva en si mismo muchas tradiciones como la de vestir de blanco con el deseo de traer paz para el año nuevo, la ropa debe ser cómoda. Además, quienes pasean por la playa se dan un chapuzón en el mar. Saltar siete olas para abrir los caminos y ofrendar flores a Yemanja -la diosa del mar en la religión de los orishas- son también dos tradiciones seguidas por muchos brasileños y visitantes. El Año Nuevo más famoso en Brasil es el de Río de Janeiro, donde cada año más de un millón de personas van a la playa de Copacabana para celebrar con espectáculos musicales y la quema de fuegos artificiales sobre el mar. Los colores fuertes y el sonido de los fuegos artificiales dan la bienvenida al nuevo año también se celebra de la misma forma en otros lugares como Buzios, Paraty, Ilha Grande y Salvador de Bahía.
LUNARES DE LA FORTUNA
En Filipinas se acostumbra a usar lunares para esperar el Año Nuevo. Estos se asocian con las monedas por su forma circular, además de vincularlos a la buena suerte.
No importa si se trata de vestidos, polleras, remeras, pantalones o camisas… Lo que no puede faltar son los lunares y al menos un bolsillo donde se llevarán algunas monedas para hacer sonar cuando se anuncie la medianoche.
CARNAVAL
Multitudes llenan las calles de Ciudad del Cabo un día después de Año Nuevo para disfrutar de la original celebración del “Tweede Nuwe-Jaar” (literalmente, “Segundo Año Nuevo”). Este colorido carnaval se disfruta con música y comparsas que pasean por las avenidas de la ciudad. Tampoco faltan los bailes, los disfraces y, por supuesto, la comida típica. Cada 2 de enero la diversión está asegurada.

 

BESOS DE MEDIANOCHE
Una costumbre más romántica es la que se da en Estados Unidos, en este país no puede faltar el beso de medianoche, si es debajo de un muérdago, mucho mejor. Los estadounidenses creen que no dar un beso justo después de las doce de la última noche del año asegura 365 días de soledad. Hay explicaciones para todos los gustos respecto del origen de este rito, pero la verdad es que aún no se sabe con precisión de donde proviene.
TOQUE DE CAMPANAS
En Japón el paso del Año Viejo al Año Nuevo está marcado por la tradición budista del “Joya no kane”. El rito consiste en despedir el año con campanadas, pero en ese caso no son doce -como sucede en otras partes del mundo- sino 108. Según el budismo nipón, con cada toque se esfuma uno de los 108 pecados que el ser humano tiene por defecto en la mente, así se evita caer en la tentación de cometerlos.
Otra costumbre japonesa es comer “toshikoshi-soba” con la esperanza de que la fortuna de la familia se extienda tanto como este tipo de fideos largos.

MONSTRUOS EN ESCOCIA
Edimburgo escocesa ofrece una despedida única cada al año. “Hogmanay” es el nombre de esta celebración que saca a todo el mundo a la calle y está llena de costumbres ancestrales. Los expertos no logran descubrir el origen exacto de la palabra con la que se bautiza a esta fiesta; aún o se sabe si es francesa, celta o normanda.
La celebración reúne una cabalgata de luz, fuego y actores vestidos de vikingos “Torchlight Proccession” que enciende la hermosa calle Royal Mile. La exhibición de danzas “Off Kilter” engloba desde baile contemporáneo hasta bailes antiguos con la tradicional “kilt” falda escocesa. Gaiteros, teatro callejero y fuegos artificiales se suman para asegurar la diversión.

Previo Tips infalibles para cuidar el cabello en verano
Siguiente Arte con luz y color