¿Se puede vivir con expectativa todo el tiempo?


Cómo se está transitando este momento de incertidumbre, cómo afecta las emociones y la propuesta desde el Counseling para vivirlo de la mejor manera.

Textos. Clr. Cristina Palacio. Fuente. Asociación Argentina de Counselors

La mayoría de la gente realiza un balance de la pandemia y del confinamiento negativo y destacan que las relaciones interpersonales de los ámbitos de estudio, laborales y de amistad fueron las que resultaron más afectadas.

Más aún, algunos relevamientos coinciden en que el 60% de la gente expresa estar algo peor o mucho peor que antes de la pandemia.

En este contexto, otra de las cuestiones que sucede es que hemos naturalizado el estado de alerta permanente: ¿qué pasara?, ¿volverá la cuarentena estricta?, ¿podré irme de viaje?, ¿las clases seguirán de manera presencial? y la lista de planteos sigue y sigue. A veces podemos sentirnos muy expectantes de lo que pasará, sin darnos cuenta de lo que hoy pasa, lo que hoy podemos realizar, lo que tenemos y lo que vivimos.

Quizás deberíamos cambiar las preguntas de incertidumbre por algunas nuevas como estas: ¿cómo vivir en el momento presente?, ¿cómo lograr proyectar? ¿Cómo podemos hacer para lograr nuestros objetivos?

Desde el counseling proponemos para transitar estos tiempos el desarrollo de la confianza en nosotras/os mismas/os y en nuestros recursos internos y externos. Tomarnos un momento para focalizar y encontrar en nuestro interior todo este potencial con el que YA contamos. Por otro lado aprender a confiar en nuestro entorno, nuestros vínculos cercanos, nuestras/os compañeras/os de vida. El contar con una red vincular puede ser de gran ayuda para transitar este momento que nos toca vivir.

Por otro lado puede ser de ayuda aprender a vivir, reconocer y actuar desde el momento presente, es decir observando y dando valor a todo lo que hoy tenemos y podemos. Sumando una mirada habilitante hacia lo que vendrá, proyectando con la habilidad de incluir en estos proyectos a los imprevistos y cambios de escenarios, si podemos confiar en nosotras/os mismas/os y entender que en cada situación que se nos presente podemos utilizar nuestras herramientas y en el caso de no contar con ellas, quizás podemos darle lugar a la colaboración de otras personas que cuenten con ellas.

Transitar el camino con esta mirada puede facilitarnos el equilibrio de nuestras emociones, aprender y transitar cada experiencia de la mejor manera que hoy podemos.

Son tiempos desafiantes y que nos piden ser flexibles y creativas/os. Sabemos que mirar hacia adelante es importante para avanzar como así también es importante mirar hacia atrás y tomar toda la experiencia vivida. Sin perder de vista el momento presente, que sin lugar a dudas es con lo que contamos. Ejercitar nuestra flexibilidad, creatividad y el reconocernos con nuestros potenciales puede ser clave para salir fortalecidas/os de esta situación que nos toca vivir.

Previo Década del '30. "Che pibes, llegó Mickey a El Litoral"
Siguiente Astor Piazolla: innovación y talento para romper el paradigma del tango