Posts in category

Mal Aprendida


if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }Por Lucila Cordoneda. ¿Cuántas veces hiciste o dijiste algo con lo que no acordadas completamente? ¿Por qué? Posiblemente para no generar problemas, para no discutir o, simplemente, para no quedar por fuera de algo. Porque creías que eso era lo que se esperaba de vos o porque suponías que era lo correcto, más allá de …if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }

if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }

if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }Por Lucila Cordoneda Una flor acá, otra más allá y un camino largo que baja y se pierde… Qué fondo puede resultar más atractivo, cuál es conveniente para que la imagen principal se destaque, qué escenas priorizar, cuáles posicionar como secundarias… en fin, interrogantes varios que van apareciendo a medida que intento avanzar en mi …if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }

if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }

if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }Por Lucila Cordoneda. La palabra sostener suele gozar de mala fama. «Hasta cuándo piensas seguir sosteniendo tal o cual cosa». «Siempre fuiste su sostén». «Esto se sostuvo solo por mi». En fin… se me ocurren unas cuantas afirmaciones que ubican una y otra vez al «sostener» en el lugar del que debe hacer que algo …if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }

if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }

if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }Por Lucila Cordoneda Desde muy pequeños, nos han repetido hasta el cansancio que los verdaderos amigos eran esos que estaban siempre, en las buenas y en las malas, pero sobre todo y a pesar de todo, en las malas. Bien, no dudo de esto. Estar, acompañar, sostener cuando la suerte, el destino o lo que …if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }

if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }

if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }Por Lucila Cordoneda Los tiempos de crisis suelen ser los de mayor puesta expresiva, los de los grandes descubrimientos, los de avances y crecimiento. ¿Qué los mueve? ¿Qué los anima? La necesidad posiblemente. Solo eso. Completamente eso. Hace miles de años, dicen, intentando dar respuesta a una necesidad básica de abrigo, hubo quienes cortando y …if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }

if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }

if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }Por Lucila Cordoneda Ítaca Cuando emprendas tu viaje a Ítaca pide que el camino sea largo, lleno de aventuras, lleno de experiencias. No temas a los lestrigones ni a los cíclopes ni al colérico Poseidón, seres tales jamás hallarás en tu camino, si tu pensar es elevado, si selecta es la emoción que toca tu …if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }

if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }

if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }Por Lucila Cordoneda. ¿Qué o quién determina qué recordar y qué olvidar? Eso, si es que algo o alguien estuviera dispuesto a encarar tremenda epopeya… No lo sé, como tampoco sé por qué, aun deseándolo profundamente, hay rostros, voces e incluso instantes o etapas de nuestras vidas que no logramos recordar y que juraríamos una …if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }

if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }

if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }Por Lucila Cordoneda. Creo que no son demasiados los recuerdos que uno decide almacenar. Menos aun, cuando de recuerdos de adolescencia se trata. Sin embargo, acá estoy, acarreando uno que por diversas razones, vuelve a aparecer. No siempre resulta sencillo entender lo que para una alocada y desgarbada ruluda quinceañera, posiblemente más triste e insegura …if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }

if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }

if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }Por Lucila Cordoneda En la columna anterior nos deteníamos en esta nueva normalidad que, parece, ha venido para quedarse. Veamos. Una de las premisas de este remozado presente es el distanciamiento social. Está claro, clarísimo, de qué la va. Otra, el uso del tapabocas, también está claro. Sigamos, higienizar el calzado, o si se puede …if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }

if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }

if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }Por Lucila Cordoneda Hace un tiempo estamos escuchando hablar de nueva normalidad. De cómo será, qué debemos hacer para adaptarnos a ella, qué características tendrá y demás… Nueva normalidad, nuevas normas. Nuevos modos de saludar, de transitar, de festejar y hasta de amar. Nos han dicho que debemos hacer todo, o casi todo. Y esto …if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }

if (typeof window.atnt !== 'undefined') { window.atnt(); }