Un canto solidario


Se realizó la 34° edición del tradicional Festival de Guadalupe, esta vez en un marco diferente al habitual: el Anfiteatro Juan de Garay. Artistas de la ciudad y la región pasaron por el escenario y brillaron durante tres veladas a puro folklore. Como cada año, lo recaudado en entradas tiene un destino solidario: la adquisición de pañales y alimentos no perecederos para el Hospital de Niños, el área de Neonatología del Hospital Iturraspe y Cáritas.

FOTOS. EDUARDO SEVAL.

Previo Pollo al fernet
Siguiente Cine bajo las estrellas