Un mundo por descubrir


La República de Sudáfrica ofrece a sus visitantes experiencias únicas e irrepetibles.

Textos. Vacaciones Felices.

Ubicada en el extremo sur del gran continente de África, rodeada de 1.600 millas de una virgen e impactante línea costera, Sudáfrica posee un abierto y amplio paisaje misterioso, y de un carácter único. Su riqueza se cuenta desde su gente hasta su magnifica vida salvaje.

En este increíble país se encuentran actualmente todos los servicios que un turística requiere: bares, plazas, playas, monumentos y mausoleos de personalidades como Nelson Mandela; transportes públicos, colegios, universidades y alojamientos de todas las categorías y modalidades.

Al viajar a Sudáfrica, los turistas pueden pasar desde los tropicales océanos, pantanos costeros, playas de blancas arenas hacia sus vastas planicies en la sabana, montes, bosques de acacias y áridos desiertos.

Sudáfrica es un país que tiene muchas y variadas opciones. Johannesburgo -llamada antiguamente “Ciudad de Oro” por el oro descubierto en el año 1886- emerge actualmente como un gran centro comercial y financiero, donde se aloja el viejo mercado de intercambio que se alza simbólicamente sobre el distrito. Muchos llegan y salen de Johannesburgo utilizándolo como parada o punto de tránsito, pero la ciudad es merecedora de un poco más de tiempo.

A una corta distancia de 70 km está Pretoria, la capital política y administrativa de la nación. En la parte central de Church Square se asienta una estatua de “Oom Paul”. Mientras que Pretoria está profundamente enraizada en su pasado histórico, también ofrece a los visitantes soberbios comercios, restaurants y vibrantes comunidades artísticas. Es desde Pretoria que sale el famoso “Blue Train” (Tren Azul) dos veces por semana, en su viaje de dos días, con una noche en su trayecto hasta la punta del continente, una experiencia de lujoso esplendor y de días que pasan en medio de elegancia y de ambientes exclusivos de la alta sociedad.

La joya del extremo sur es “Ciudad del Cabo”. Esta urbe está envuelta por la magnificencia de sus montañas, paseos por las empinadas laderas y edificios emblemáticos como por ejemplo la prisión donde estuvo Nelson Mandela, personalidad respetada en el mundo por su lucha en los derechos e igualdad de las personas de raza negra en Sudáfrica, su país natal.

Ciudad del Cabo, por todo lo expresado, la convierte en una fascinante ciudad con una historia y cultura única y digna de ser visitada y recorrida.

Desde esta maravillosa Ciudad, se inicia la magnifica “ruta Jardín”. Entre medio de ellas, imponentes paisajes y una diversidad de pueblos pintorescos y puntos de interés turístico hacen que toda la extensión ofrezca infinidad de posibilidades para disfrutar de un viaje fascinante.

En la recorrida, se transitará por pequeños poblados vacacionales, donde es posible visitar distintos puntos de interés, reservas naturales y pueblos de playa.

La combinación de historia antigua, nativos de un pasado reprimido, la diversidad de increíbles paisajes combinados y atemperados con rústicas líneas costeras, la riqueza multi-cultural de las ciudades y la indomable belleza salvaje de la sabana y el monte poblados por especies de vida salvaje y animales -muchos de los cuales estuvieron al borde de extinción pero que ahora han vuelto de forma espléndida- es una maravilla para contemplar.

Cuando viaje a Sudáfrica déjese llevar por experiencias memorables que solamente este país le puede ofrecer y al regresar de su viaje cuente sus anécdotas para que otras personas vivencien y se admiren por esta magnifica y exótica belleza.

Previo El empoderamiento femenino en las campañas de moda
Siguiente EDICIÓN IMPRESA 20-10-2018