Un perfecto smokey eyes


El efecto de sombra difuminada se ve constantemente en eventos, fiestas y desfiles de moda. Para llevar este maquillaje en los ojos, es primordial conocer la forma de realizarlo y contar con los materiales necesarios.

Textos. Soledad Vittori.

Se trata de una técnica de maquillaje que consiste simplemente en realizar un difuminado que degrada un color. Mientras menor sea la saturación, es decir, la intensidad del color, más fácil irá descomponiendo en tonos más claros.

A la hora de llevar a cabo este método hay que tener en cuenta ciertas cuestiones. La primera es que es necesario cubrir por completo el párpado con una base neutra para que los colores que se usen más tarde se fijen de forma correcta.

Posteriormente la persona debe delinear el párpado superior con un delineador en lápiz, idealmente en negro, para marcar el lugar que ocupará esta línea en el ojo. Una vez hecho esto, se puede proceder a colocar con un pincel fino de pelo corto el tono de sombra más oscuro en el ángulo externo del ojo.

Siempre teniendo en cuenta que la parte superior del párpado que va desde la ceja hasta el párpado móvil debe quedar sin maquillaje y totalmente limpio de cualquier sombra oscura.

Luego, con un pincel más grueso se prosigue a la siguiente fase, la de aplicar en el centro del párpado el tono intermedio. Un tono más claro que se utiliza con abundancia en el ángulo del lagrimal.
La forma de realizar la fusión de colores es mediante capas. Se trata básicamente de trabajar un color a la vez. Primero se aplica el tono oscuro y se degrada para luego aplicar el color claro y realizar el mismo proceso pero hacía el oscuro, logrando el punto de unión.

El espacio que quedó limpio, entre la ceja y el párpado limpio, es el que le dará luz al smokey eyes. En esta zona se debe colocar la sombra más clara que uno tenga para lograr así el look perfecto.

Difuminado

Para combinar las sombras de la mejor forma y generar un efecto asombroso en la mirada es necesario que el color pierda saturación. La sombra se encuentra saturada cuando cada grano de la misma está cerca del otro. Por este motivo, es fundamental la correcta elección de las brochas para lograr un difuminado perfecto.

Las brochas pequeñas tienen las cerdas más cerca una de la otra, por lo que el color se esparce menos al ser menor el radio. Con este pincel el color queda más concentrado, contrariamente a lo que ocurre con las brochas un poco más largas y anchas.

Para el difuminado es importante utilizar una brocha con punta redonda y pelo largo, si la misma es plana al cargar la sombra recogemos color en casi todas las puntas de las cerdas y al aplicarla sobre las curvas del ojo deja polvo en zonas que no se desean maquillar.

TIPOS DE BROCHAS

Brocha para delinear (opcional): se puede utilizar para delinear el ojo con sombra o con delineador en gel. Además se puede usar para las cejas.

Brocha tipo lápiz: para aplicar color y difuminar la parte de abajo del ojo.

Brocha mediana para aplicar color al párpado móvil: si tienes mucho espacio en el ojo para maquillar, se puede optar por una más grande, o una más pequeña en el caso contrario.

Brocha de difuminar: esta es la brocha que hace la diferencia en cualquier maquillaje.

Previo Detalles que lo son todo
Siguiente Tailandia soñada