Una solución para cada problema


Por Leticia Brussini.

Las características y problemáticas más comunes que encontramos son: cabellos finos, puntas abiertas, falta de brillo, melenas indisciplinadas.

A no desesperar, para todo hay solución. Aquí compartimos algunos tips para combatir algunas de estas problemáticas.

Terminemos con las puntas abiertas: si notas que tu pelo es cada vez más frágil, es muy probable que se deba a cepillados agresivos, a cepillos en mal estado o al mal uso de algunas herramientas eléctricas como planchitas o bucleadoras. Usa peines con dientes anchos y el secador a una temperatura media si no puedes secarte el cabello al aire, que es la opción más saludable para tu pelo.

– La perdida de cabello también tiene solución: la caída gradual del cabello puede deberse a muchas causas, algunas de ellas son los cambios hormonales en la menopausia, tabaquismo, estrés, diabetes, trastornos tiroideos, cambios climáticos, etc. Hoy contamos con productos muy avanzados en lociones de muy fácil aplicación que estimulan la producción capilar, mejoran la densidad del cabello, estimulan el crecimiento prolongando su vida y previenen el envejecimiento prematuro.

– Evitar el exceso de grasitud: cuando el cabello se ensucia enseguida, el cuero cabelludo produce un exceso de sebo. Para mantener controlada esa grasitud es importante lavar el pelo con agua tibia o natural y sin frotar (el agua caliente y los masajes muy enérgicos del cuero cabelludo activan la producción de sebo). Sobre todo, es muy importante usar un champú específico para cabellos grasos o mixtos, que ayuda a limpiar las raíces, y al usar cremas, recuerda aplicarla solo de medios a puntas.

– Volvamos al brillo: si tu cabello se siente áspero y luce mate y apagado es porque necesita un extra de nutrición. Posiblemente lo hayas sometido a un exceso de lavados o hay sufrido los estragos del verano. En este caso, los básicos de belleza son champú, cremas y máscaras nutritivas e hidratantes, que restituyen los lípidos o ácidos grasos que se pierden y nutren la fibra capilar. No hay nada como un buen baño de nutrición semanal.

Previo Ideas para renovar y disfrutar tu casa
Siguiente A cada uno lo que le toca