Ver series trae muchos beneficios


Que tire la primera piedra la persona que ha negado salir de fiesta o ir a una reunión para quedarse a ver una serie. Uno de los grandes placeres de la vida es quedarse en la cama o en el sillón con comida para poner su programación favorita.

Cuando llegan los viernes lo único que desea la mayoría de las personas es llegar a casa para enredarse con una historia que no sea suya y que tanta felicidad le produce. Y es que, desconectar de la rutina siempre es bienvenido.

Encontrar una buena serie en algunas de las tantas plataformas que existen hoy en día es uno de esos grandes placeres cotidianos. Una buena noticia en toda regla. Un proyecto de ilusión que hace, incluso, estar de buen humor durante el día porque uno sabes que al llegar a casa vas a tener su momento especial.

Ver series puede ser una excelente terapia psicológica. Y una de las más accesibles. Por este motivo, los profesionales en el área han realizado una lista de beneficios emocionales que trae aparejado ver una buena serie para que ese acto sea la mejor terapia antiestrés.

#1. Es una buena actividad de pareja

Aprovechando que estamos a días de que llegue San Valentín y de planear citas románticas que mejor que preparar una buena comida y elegir una linda serie para compartir juntos en un día tan especial. Más allá de que siempre se puede ver una serie a solas, verla en compañía es una actividad que aumenta la sensación de placer y disfrute. Lo mismo sucede si la vemos con amigos y familiares. Es una excelente manera de reforzar los vínculos sociales.

#2. Liberación de dopamina

Cuando se ve una serie que genera goce, el cerebro responde liberando dopamina. Un neurotransmisor que activa el sistema de recompensa del cerebro y es responsable de las sensaciones placenteras, de forma parecida a cómo lo hacen con los estímulos como el sexo o la comida.

Dentro del sistema de recompensa, se encuentran conexiones con el sistema límbico, el área encargada de los procesos emocionales, con lo que el estado de ánimo que generan las filmaciones también se ve implicado produciendo grandes emociones.

La rutina diaria no provoca cambios en la dopamina, pero ante situaciones novedosas y placenteras, como cuando estamos viendo una serie, el cerebro no para de generar dopamina, así como otras sustancias que pueden favorecer que uno se enganche a la serie o que la abandoné al poco de empezar.

#3. Permite liberar y expresar sentimientos

Empatizar con uno o varios de los personajes de una serie (algo que es más fácil cuando dura varias temporadas) tiene otros beneficios. Y es que, involucrarse en la historia y empatizar con los personajes hace que por un momento se tengan los sentimos de uno puestos en la historia. Y esto, es otra forma de liberar y expresar emociones que en ocasiones no dejamos fluir. Al ver situaciones que viven los personajes, uno empatiza con ellos, se contagia de sus estados emocionales y se termina por conectar con esas emociones. Incluso hasta tal punto que en varias oportunidades se termina en llanto.

#4. Nos puede ayudar a hacer cambios en nuestra vida

El simple hecho de observar cómo un personaje soluciona diferentes situaciones problemáticas puede ayudar a que se aprenda de ellas. Incluso llegando a imitar su conducta si una situación similar se nos presenta. Este personaje puede convertirse en un modelo de referencia para uno mismo a la hora de abordar algún problema. Ese aprendizaje se produce a través de la observación. Reflexionar sobre nuestras experiencias y aprender a resolver esas situaciones determinadas.

#5. Protege de la depresión

Realizar actividades como estas resulta agradable. Hace que uno se sienta seguro y confortable, generando sensaciones de relajación, reducción de la ansiedad y estrés. Sin contar que mejora el estado de ánimo y la capacidad de poder disfrutar de las experiencias frente al ánimo depresivo.

#6. Nos ayuda a organizar mejor nuestro día a día

Es importante planificar el momento en el que se ve la serie favorita. Planificar los momentos de ocio aumenta la probabilidad de hacerlo y tiene beneficios a nivel psicológico. Igual que ocurre con la práctica del ejercicio, es recomendable planificar ese tiempo a lo largo de la semana para poder disponer de él sin desatender otras funciones. Lo que nos permite disfrutar de ese momento plenamente.

Fuente: Vogue

Previo Festejar el 14 de febrero en la intimidad del hogar
Siguiente La soltería como nueva forma de vida