Vuelta a clases: la importancia de los chequeos


Comienza un nuevo ciclo escolar y con él se presenta la oportunidad perfecta para realizar los controles médicos anuales de los niños y adolescentes.

Textos. Revista Nosotros. Foto. Prensa & Co.

 

Las vacaciones llegan a su fin y comienza el nuevo ciclo lectivo, y con él las clases, los horarios y las diversas actividades. Es importante cuidar la salud de los más chicos y llevar a cabo los exámenes médicos anuales para evaluar el estado de salud y prevenir enfermedades.

 

“El certificado de salud y/o de aptitud física que solicitan los colegios para el inicio de clases, es fundamental para determinar si el niño se encuentra en condiciones óptimas de salud para comenzar una actividad física, efectuar un viaje escolar o realizar cualquier otro proyecto”, nos comenta la Dra. Jovita Britez, pediatra y neonatóloga.

 

“La constancia de salud es el documento requerido para la realización de actividades físicas, generando de esta manera un mayor compromiso y una responsabilidad compartida entre médicos, padres, institución y docentes a la hora de tener en cuenta el bienestar y la salud del niño que practica algún deporte o actividad. De esta forma todos los niños y adolescentes poseen un control anual de salud, que permite realizar la actualización de inmunizaciones, identificar y manejar condiciones crónicas de salud, establecer recomendaciones nutricionales, prevenir lesiones y otras posibles enfermedades” explica la profesional.

 

El propósito primordial de este control es observar la salud del paciente, establecer el impacto del entrenamiento sobre ella y determinar si el niño está en condiciones de realizar esfuerzos físicos.

 

Entre los exámenes médicos anuales requeridos para los niños y adolescentes se encuentran el control de inmunizaciones, visión, audición y lenguaje; hábitos respiratorios; salud bucal; evaluación cardiovascular; tensión arterial; valoración nutricional; y evaluación del aparato locomotor. Además, el médico controla los órganos genitales, el desarrollo puberal y madurativo según edad y las capacidades del paciente.

 

“Es importante tomar conciencia y llevar a cabo la realización de los exámenes médicos de salud en todas las etapas de la vida, sobre todo antes del inicio de un nuevo ciclo escolar. Los chequeos médicos que suelen pedir las instituciones educativas poseen el objetivo de promover la salud de los niños y adolescentes, prevenir la aparición de enfermedades y su detección temprana” finaliza la Dra. Britez.

Previo Optilent sigue innovando
Siguiente Ensalada de pasta cremosa con salmón